viernes, 29 de marzo de 2013

Cambio Prima de Riesgo por Primavera


¡La cambió sin verVerdaderamente llega un momento del año(en mi caso ya desde finales de febrero) que se hace larguisimo el tiempo de espera para el paso a la  estación  renovadora.

Este año la espera esta siendo especialmente difícil de llevar  porque el tiempo terco y cansino por estos lares gallegos sigue vestido de invierno ...¡ encima con el paquetón añadido de la omnipresente Prima de Riesgo y sus parientes...!

En fin, a pesar de los pesares ,como una es bastante positiva, se crece en la adversidad y es practicanta acérrima de lo de  ¨al mal tiempo,buena cara¨   he decidido darle unos toquecillos de atención a la Primavera preparando platos y recetas propias de esta estimulante y colorista estación para ver si se da por enterada e impone su presencia de una vez.

Para animarla ,así ,sin contemplaciones, voy a tentarla con una menestra porque ya se sabe ¡la unión hace la fuerza! y tal vez con un poco de suerte la Primavera al contemplar una pandilla vegetal tan numerosa ,tan bien avenida y tan agradable de ver , se decide de una vez a entrar en nuestras vidas pisando fuerte.

La mejor receta de menestra de todas las que he probado y la que preparo desde siempre en mi casa es (para mi)la recogida en la Cocina Práctica de Picadillo.Es una receta muy de mi gusto,muy de cantidades  ¨a ojo¨  y que te da libertad para hacer algún pequeño cambio ,incluir, eliminar,sustituir ,disminuir o aumentar ciertos ingredientes sin que el resultado final se vea ¨perjudicado¨. ¡Venga! vamos a la página 60 del Picadillo y comencemos...




Me pongo totalmente en modo Picadillo y  la reproduzco casi ,casi al dedillo.Mi variación consiste en eliminar las coles de Bruselas (en la menestra a mi no me gustan)y añadir un puñado de hojas de acelga y otro de espinacas.
A la manteca de cerdo (al inicio de la preparación ) le añado un par de dientes de ajo picados. También a los espárragos les doy un hervor antes de incorporarlos a la tartera. El resto ¡tal cual! . 

El truco de una buena menestra,además de que el producto sea fresco , es ir incorporando las verduras progresivamente  ya que unas necesitan un poco mas de tiempo que otras .Deben de estofarse a fuego lento y buscar ese punto exacto en el que se mezclan los sabores  a la vez  que cada uno de ellos sigue conservando su particularidad degustativa .¡Quien dice que un estofado de verduras no puede ser tan suculento y sabroso como cualquier estofado o guiso  de carnes o pescado! 
Siempre me ha parecido un plato perfecto para desmontar el prejuicio de los antiverdurivoros o gente que no contempla la verdura como algo mas que una guarnición...De hecho tengo la satisfacción de haber contribuido con mi menestra a aumentar el número de adeptos a las verduras.¡Ole,ole!
Lo del cestillo de masa para presentarla es un asunto que tengo pendiente...La he probado metida en una bolla de pan vaciada de miga ,pincelada de juguito de menestra y ligeramente horneada y me gustó.Un día de estos al repetir la receta (porque reincidiré varias veces) me voy a poner a ello... 


 El procedimiento   

Preparar, desgranar ,limpiar ,lavar y cortar los ingredientes resulta algo lento ,pero si pones buena música y te dejas llevar por los colores ,aromas y texturas del pequeño huerto que tienes en la encimera ¡ni te enteras ! Me encanta sentir y explorar las diferentes texturas,formas y aromas del reino vegetal en general.








Lo primero : dorar el jamón en la manteca de cerdo (no olvides dorar dos dientes de ajo en este momento ) Después pasamos al tema incorporación verduril progresiva...







   
Los mas tempraneros en lanzarse a la manteca de cerdo son las patatas , las zanahorias ,las judías ,los tirabeques y los guisantes.Después se animan las lechugas ,las espinacas y las lechugas...¡ Hala,hala...! Las alcachofas y los espárragos los pongo a cocer (por separado) durante unos minutos antes de su incorporación a la tartera ...










Picatostes  o rebanadas de pan frito no pueden faltar y tampoco media docena de huevos cocidos.


 ¡ Et  voilá ! aquí la tenemos lista para degustar y darnos un fantástico homenaje vegetal, my friend 


¡QUE HERMOSURA!