jueves, 19 de diciembre de 2013

Navidad crujiente y un aperitivo feliz

 
En mis dos últimos posts nos dimos un buen paseo por el recetario publicado por mi a lo largo de este año y antes de que termine 2013 (realmente, quedan pocos días)  no quiero dejar de proponerte unas sencillas y deliciosas preparaciones que pienso pueden completar el tema estupendamente.

No te iba a dejar sin novedades en estas fechas ¡Hay mucho que celebrar y conviene tener recursos fáciles y económicos además de deliciosos! .Voy a dedicar este post a un  aperitivo  muy rico que  puede descubrirte además otra forma de preparar y comer gulas . En los próximos días publicaré alguna cosilla más si el tiempo y las circunstancias me lo permiten porque ganas no me faltan, te lo digo.  ¡Haré todo lo posible!

 
Pero empecemos por el principio :
Un montadito de bacalao ahumado y crujiente de gulas como aperitivo resulta muy sabrosa con ese toque crunch que ya sabes que nos gusta tanto.
Esa maravillosa cualidad que tiene el crujiente de animar la papila y el tonillo vital .
¡Ahins, como me gusta escuchar a los alimentos!


  Montadito de bacalao ahumado y
gulas crujientes
 
                              Ingredientes

Imprescindible un buen pan . Un pan  ligeramente tostado y frotado con ajo sería la base perfecta .Delicia también con un pan de molde artesano cortado en rodajas gorditas con su toque de ajo correspondiente o untado con un poquito de ajo confitado.
Para unos ocho montaditos (además del pan correspondiente frotado con su ajo ) necesitaras lo siguiente:
* 80gr de bacalao ahumado
*1Puerro grande cortado en juliana(la parte blanca)
*Un puñado de pasas malagueñas (sino sultanas despepitadas) que son una delicia y que previamente habrás remojado en Oporto o  Madeira .
*200gr de gulas (mejor sin congelar)
*Harina para rebozar la gulas
*Sal y pimenta negra.
* Pimentón de la Vera(opcional)
*AOVE
                          
                          Preparación

Lo primero que debes hacer es pochar el puerro cortado en rodajas no muy finas en aceite virgen extra .Cuando esté blandito le incorporas las pasas escurridas que habrás dejado unos minutos  dándose un baño en el licor y el bacalao ahumado toscamente picado. Sazonas con un poquito de sal y pimienta.Das un par de vueltas al tema con la cuchara amorosa de madera y reservas.
Tamiza harina de trigo o utiliza harina especial para rebozados y métela en una bolsa plástica (supongo que conoces este maravilloso truco para rebozar cosiñas ricas pequeñas. Para rebozar el pescadito es lo mejor del mundo mundial ) .Con la harina también metes las gulas y le das unos buenos meneos o sacudidas a la bolsa cuidando de que este bien cerrada ( te digo esto mas que nada para que no te reboces tu misma a menos que te apetezca ,claro) .Elimina el exceso de harina al sacarlas de la bolsa  pasándolas a un colador y ten lista  una sartén con aceite bien caliente o freidora para ir friendo las gulas hasta que queden doraditas y crujientes (se hacen enseguida) yo las frio en dos tandas para que se hagan bien y como siempre para eliminar el exceso de aceite recurro al papel absorbente de rigor. 
Como ya tendrás preparado el pan y la mezcla del bacalao con el puerro y las pasas, solo te queda montar el plato en un plis-plas para que llegue calentito a la mesa . 

Dispones una generosa cantidad de bacalao y del puerro encima del pan y encima un puñado ,también generoso ,de gulas crujientes y calentitas (como te sobraran las colocas alrededor de los montaditos porque se suele ir  la mano a ese acompañamiento extra y nunca están de más ... te lo digo yo...
Si te apetece espolvoreas con un aire de pimentón de la Vera el montadito y : ¡a disfrutar del tema a todo lo que da! .



¡No me digas que no es un aperitivo apetecible !Cunde mucho, gusta a todos  y seguro que puede  resolverte la cuestión culinaria festiva de alguno de estos días de fiesta y hasta puede que te hagan la ola a ritmo de villancico. ¡El crunch es lo que tiene !
A mi me la hicieron el otro día cuando resolví un aperitivo en pocos minutos con esta receta ...
Después me dedicaron esta canción  que no es
precisamente un villancico pero que además de entusiasmarme me parece una forma maravillosa de jalear a la cocinera  ¿non si?