domingo, 1 de febrero de 2015

Pues si , me importa un pimiento o varios ..(pimientos rojos rellenos de tortilla de patatas)



Primer día de Febrero y aquí estoy con un nuevo post.Mi intención era haberme pasado antes por aquí con alguna receta rica riquísima para ti pero me ha resultado imposible del todo aun cuando parezca mentira y aun cuando muy a menudo a la hora de cocinar me prometo a mi misma que tal o cual receta tendría que compartirla contigo y publicarla o si o si . En fin,una vez dadas las disculpas que te mereces ,me pongo el mandilín y ¡vamos al tema !

Bueno,lo primero que tengo que decirte es que me declaro muy fan del pimiento en general.Sobre todo del pimiento rojo que es bonito,lustroso,sabroso ,carnoso ,delicioso ,agradecido y porque no decirlo lleno de protuberancias muy voluptuosas y apetecibles que me sugieren mil cosas... Encima es alegre y vistoso ,con ese rojo que levanta el ánimo nada más verlo y que alegra cualquier cocina incluso cuando se pone en modo  seco y colgado de una punta   ¡Toda una joya  ,vamos!


Yo creo que como más me gusta el pimiento rojo en versión salada es asado.Asado al natural y luego (después de pelado)con un poquito de sal ,aceite y vinagre.Me podría comer kilos sin el menor remordimiento,te lo digo.
Rellenos también me encantan y de eso trata la receta que hoy te propongo : pimiento morrón asado y relleno. El pimiento admite numerosos tipos de rellenos y ,francamente,es delicia con casi todos pero el colmo del pimiento rojo relleno es cuando la criatura se rellena de ¡tortilla de patata!
Todos hemos acompañado alguna vez nuestra tortilla de patata con unos pimientitos como guarnición pero si te decides a ir un poco más allá y rellenarlos con ella, estoy convencida de que no te vas a arrepentir nada de nada.









              Pimiento rojo relleno de tortilla de patatas




                    Ingredientes y Preparación



No hay cantidades fijas .¡Me encanta este punto al cocinar,lo confieso!
Yo siempre preparo como mínimo un par de pimientos  (de ración) por comensal ya que si sobran (en mi casa no suele pasar ) podrás comerlos tranquilamente a las pocas horas o al día siguiente. Calientes o fríos son una delicia.
En cuanto al preparado para tortilla ,lo mismo.Yo calculo material para rellenar unos diez pimientos morrones de ración  y el referente es preparado como para una tortilla de patatas grande y si sobrara relleno te preparas una mini tortillita para unos pinchos y ¡listo!

*Pimientos morrones rojos  tamaño mediano o de ración lo más iguales posible.Cuando hablo de ración me refiero a un morrón del tamaño de un puño más o menos.Con pimientos rojos grandes también podras hacer la receta solo que tendras que cortarlos  ,al menos que tengas como comensal a Obelix o algun que otro ejemplar de esos que ,sin duda, se han caído en la marmita de poción mágica cundo eran pequeñ@s .Un morrón de los grandes es perfecto para más tarde presentar cortado .
Por supuesto que esta receta puede hacerse con pimiento verde pero ,que quieres que te diga y sin el menor atisbo de patriotismo ,para mi el pimiento rojo con tortilla es de esas cosas for ever que no cambio por ningún otra combinación de color.
Eso si,si te apetece un día preparar esta receta con los coloristas y riquisímos  mini pimientos (rojo, naranja ,amarillos y verdes) te quedaras encantad@ con la presentación y el sabor de un pincho delicioso para el aperitivo.

*Patatas (buenas y ni gota harinosas por favor)
*Huevos (si son de casa ya ni te cuento...)
*Un chorrito de leche
*Cebolla (una grandecilla)
*Sal
*AOVE

Después de lavar y secar bien los pimientos,eliminas todas las semillas y haces un corte en sentido longitudinal en modo tapa pimientil de quita y pon o sombrero.Acto seguido y ya colocados en la fuente de horno destinada para ello, pincelas con un poco de AOVE y los depositas en una fuente de horno también pincelada con otro poquito de AOVE de forma que las criaturas queden de pie y bien juntitas para así ,además de que no se muevan ni se caigan ,vayan conociéndose un poco que siempre conviene en el caso de los asados en pandilla. 
Introduces la fuente en horno precalentado a 180º y asas los pimientos hasta que veas que han perdido su rigidez ,están tiernos y presentan ese tono y ese aspecto propio del pimiento asado con la piel ligeramente cuarteada pero conservando el cuerpo serrano entero .Tu ya me entiendes... Unos 40 minutos mas o menos (dependerá del tamaño y del horno claro) . Utiliza la aguja para comprobar punto de asado y la vista para evitar toque de quemado.Te toca hacer de vigilante del pimiento y doy fe que compensa...

Mientras se asan los pimientos te dispones a dar los pasos necesarios para hacer una tortilla de patatas .
Pelas las  patatas ,las picas según tu costumbre ,las enjuagas ,las secas bien  ,las fríes en AOVE , les incorporas la correspondiente cebollita a mitad de la fritura ,porque una tortilla de patatas sin cebolla es como un día de verano sin sol .Sazonas. Cuando tengas el conjunto pochadito y con alguna que otra patata ligeramente tostadadita y crujiente  , escurres bien el aceite, dejas enfriar un poco y acto seguido sumerges la fritura en un cuenco donde el batido de huevos (yo uso unos ocho huevos L para una tortilla grande,) estará preparado y deseoso de darle un buen baño al conjunto de patata y cebolla.Añade un chorrito de leche a los huevos batidos y  sala a gusto.
Dejar reposar la mezcla para que las patatas y los huevo se impregnen bien las una de los otros y viceversa.Igual que harías para preparar una tortilla.
 Llegado este momento y si tenias pensado terminar de hacer la tortilla ¡Alto y manos arriba!.Guarda la sartén y prepárate para rellenar los pimientos con la mezcla reservada.

Conviene asar los pimientos (casi del todo) antes de rellenarlos ya que si te saltas este paso y los rellenas directamente sucederá como me pasó a mi la primera vez . 
A saber : pimiento aparentemente hecho pero francamente  duro (que no al dente) y un relleno más bien tirando a seco tipo tortilla  de esas con textura cementil que se queda atravesada en la traquea si no bebes inmediatamente un par de litros de agua¡Horror ! 

Para que te hagas una idea del error que no debes cometer te pongo una fotico.Como te puedes imaginar para que el preparado para tortilla siga quedando jugoso al finalizar la preparación de la receta , el pimiento debe de estar tierno a la hora de rellenar . 
Si los pimientos que ves a continuación rellenos con el preparado para tortilla fueran directamente al horno (sin asarse previamente)se produciría un conflicto.Vamos lo que se llama un desajuste de los tiempos culinarios impidiendo que el resultado final sea de escándalo.



El punto justo  no es ,ni mas ni menos, que  el de poder degustar un pimiento bien asado y entero con un relleno delicia especialmente jugoso . 


Una vez aclarado este punto fundamental y con todo preparado,te armas de cuchara y repartes la mezcla de patatas y huevos hasta rellenar todos los pimientos.No escatimes y rellena a gusto.Coloca la tapa de pimiento  y vuelve a introducirlos en el horno bien colocaditos y de nuevo en amor y compañía.Calcula unos 20 minutos .En este tiempo los pimentos terminarán de hacerse y el relleno quedará jugoso.



Si prefieres que la tortilla  bien cuajada ,descubres a la criatura pimientil sacándole el sombrero los últimos 5 minutos y ¡tema arreglado!
Yo no lo hago porque me encanta la tortilla jugosa (mas bien muy jugosa) aun cuando entiendo que en esta receta el desparrame de huevo que suelo buscar siempre que hago una tortilla no es apropiado para la presentación final del plato.
No obstante como los mantengo en el horno apagado  hasta el momento de llevarlos a la mesa con el calor que se mantiene  ,el huevo tiende a cuajarse un poco más.
De todas formas ya buscaras tu el punto justo que no es otro que el que mas te guste a ti.

Recién sacados del horno están deliciosos y casi,casi se podrían (se pueden )comer con cuchara ¡Mmmmmm! . Para el modo caliente te recomiendo un pimiento de ración para que cada comensal pueda disfrutar en exclusiva de su particular fiesta culinaria. Si te molesta la piel puedes sacarla ya que sale con mucha facilidad.
 

Si te sobran o simplemente si decides tomarlos en frío (están exquisitos también ) es muy fácil cortarlos cuando enfrían y disponerlos en una fuente con gracia y salero.¡Son muy lucidos ellos!




 





Te sugiero que algún día ,si te apetece ,añadas a la tortilla un poquito de jamón o chorizo bien picado. ¡Delicia!

En fin esta receta es una de esas que son como de fondo de armario y al personal le encanta tanto su aspecto como su sabor. De lo fácil que es ya ni vamos a hablar ...¡La de momentos culinarios que te puede solucionar y menudo tamaño de  ola van a hacerte cuando te presentes en la mesa ,en el campo ,en la playa o donde decidas llevarlos con una buena fuente de pimientos rellenos de tortilla de patatas! 

Para veranito en plan Picnic es ideal pero ahora en Invierno con el buen precio de los pimientos rojos y la falta que tenemos todos de luz y color me parece IMPRESCINDIBLE .¡Anímate y ya me dirás si no tengo razón! 

*¡Ay como están en bocadillo con un buen pan ligeramente tostado! Escándalo escandaloso,te lo digo.

Espero que esta receta compense un poquito mi tardanza en publicar.Prometo tardar menos en subir la próxima. 

                            
                       ¡HASTA PRONTO !