lunes, 29 de junio de 2015

Keep Calm y sconea mucho... (scones)




Esta receta la tenía pendiente desde hace un montón y fue mi amiga Marta Valcarce ,más conocida por Travi en la Cocina en las redes , la que me recordó el temita y ¡ zas! como lo prometido es deuda ,aquí estoy con este post que le dedico especialmente a Martiña quien, al igual que esta servidora, no tiene reparos en declararse sconeadicta confesa.
Aun recuerdo aquella tarde en que preparamos y devoramos scones con una afición de esas de las buenas.¡Tenemos que repetirlo Marta!
Yo creo que  tu afición por mis scones  viene, fundamentalmente, del buen rato que pasamos juntas sconeando y pasándonos la caloría por el forro como nos gusta como buenas larpeiras que somos.Bueno,y la verdad, es que ¡que buenos estaban los condenados!

Sea como sea ,aquí esta la receta que yo preparo y la que me gusta  y me encanta compartirla en el blog.

Los scones, esos bollitos británicos tan deliciosos y adictivos, son facilísimos de hacer y en  un plis-plas, los tienes calentitos y listos para disfrutar y pasarte la caloría por el forro de una forma descarada y alevosa.
Para merendar,para aperitivear , para desayunar ,para cenar,para caprichear...¡son muy versátiles y agradecidos!.De fáciles ¡ya ni te cuento!.Es decir, una receta de esas resolvedoras que te dejan encantad@ por lo bien que encajan con montones de cosiñas ricas y la sencillez y rapidez de su elaboración.
La receta que yo hago es prácticamente igual a  las clásicas recetas sconiles  que pululan por el ciberespacio y tal vez el hecho de sustituir la leche por nata de montar ,haga que mis scones estén especialmente viciosos.El truquillo de la nata de montar unido a un cierto pasotismo del sano a la hora de prepararlos me da a mi que mejoran mucho la jugada,te lo digo.


Si te pones muy seri@ y/o ceremonios@ a la hora de sconear estoy convencida de que los fantásticos bollitos no salen como deben salir. Yo creo que hay que prepararlos un poco ¨a machete¨, sin complicaciones, amasando poquísimo,sin reposo ni levados.Sin neveras ,sin rodillo,sin moldes especiales ni floritura alguna. Es más, procura hacerlos charlando animadamente con alguien (se admite grupo numeroso) o en su defecto ,pon música de la que te gusta y tararea al tiempo que mueves el esqueleto con todo el salero del que seas capaz . Si estas demasiado pendiente de ellos se pueden volver contra ti.Te diré que las veces que los preparé a solas y muy concentrada, me salieron mucho peor.Así que una buena dosis de pasotismo culinario me parece de lo más adecuado a la hora de preparar scones .Un ingrediente más y definitivo de la receta,el pasotismo culinario ,te lo digo.
¡Házme caso y te aseguro que así es como te saldrán unos scones ricos riquísimos. ¡Vamos al tema!


                              Ingredientes

*Harina de trigo 400 gr y un poco más...Te darás cuenta en el momento del amasado.La masa (las masas a veces son muy pedichonas y hay que darles por el palo...)te pedirá un poco más para estar manejable y sin que se pegue a las manos. ¨Un poco más¨ equivale a unos 30 -60gr.              Dependerá del tipo de harina a emplear y ,claro de la climatología.Un consejo ,empieza por unos 30 o 40gr y es posible que no necesites más.

 *Mantequilla  100 gr (bien fría y cortada en trocitos)
*Azúcar 70gr
*Sal ,un pellizco
*Royal (10 gr) 
*2 Huevos (uno L para la masa y otro M para pincelar)
*Nata para montar 200 ml

                              Preparación


Tamizas la harina y la vuelcas sobre un cuenco grande .Añades la sal , el azúcar y el Royal y mezclas los ingredientes secos con las manos impolutas. Vas añadiendo la mantequilla bien fría (importantísimo lo de la temperatura de la mantequilla )cortada en trocitos e  integrándola a la mezcla seca con las puntas de los dedos.Conseguirás una textura parecida a migajas de pan.


Por último añade la mezcla de nata con el huevo batido (la preparas aparte)  e integra con la mezcla anterior con unos cuantos toques de cuchara. 
Acto seguido, pasa la masa a  la mesa de trabajo  espolvoreada con un poco de harina . Trabaja la masa ligeramente .Lo justo para conseguir una masa consistente y hacer una bola que no se pegue a las manos (recuerda que es el momento de  incorporarle un poco más de harina) .
Toma la bola de masa y ¡prohibido el rodillo! Los scones son así de chulos y no lo necesitan para nada.
Aplasta la masa con las manos hasta conseguir un circulo grande con un grosor de 3-4 cm .Llega el momento de  cortar la masa y darle forma a los scones. Yo utilizo un pocillo pequeño de café o un vasito de chupito  para darles la forma y el tamaño que me gusta. También puedes utilizar un cortaspastas. Vete colocando scones en la bandeja de horno que ,previamente ,habrás forrado con el papel de hornear .
Pincelamiento con huevo batido y unas gotitas de nata y ¡al horno con ellos ! hasta que los veas dorados con ese tono que tanto nos gusta .A mi me gustan dorados pero no demasiado ,como un poco crudillos,igual me pasa con el pan.Siempre pido el mas crudillo.
También es verdad que ,en ocasiones,los horneo un poco más (generalmente porque me distraigo) y también están delicia. Horno  a 200º durante unos 12-15 minutos .


.






Imprescindibles para el five o´clock tea al más puro estilo británico. Por cierto,dentro de unos días tengo previsto organizar otra Tea Party en Sofros Natural y ,como siempre ,el Sombrerero Loco y Alicia estarán invitados al evento y no faltaran los scones como te puedes imaginar.
Acompañados de mantequilla y mermeladas delicia, clotted cream y crema inglesa de limón ¡País de las maravillas total!






                            

La criatura sconil que puedes ver en la imagen, va ligeramente espolvoreado de azúcar glass (le queda bien en ocasiones a los scones) y estupendamente acompañado de mermelada de zanahoria siguiendo la maravillosa receta de la Marquesa de Parabere con un par de toquecillos personales. Subiré la receta próximamente al blog porque es una mermelada deliciosa ,muy de combinar con infinidad de cosas y muy ,muy fácil de hacer. 




Y claro,  estos bollitos siguen siendo pecadentos si los degustamos en modo salado. Simplemente con mantequilla y un poco de salmón ahumado o mejor aun, con salmón marinado¡Exquisitos! 
Recién publicado este post y una vez más gracias a Marta -Travi, quien me lo recordó,también te sugiero que pruebes los scones calentitos con foie micuit o su defecto un buen paté.  Están deliciosos!

 

Gracias por la foto María José ,la tome prestada para incluirla en este post  ya que no tenía ninguna decente y porque además se ve perfectamente el ajo negro sobre el micuit y no quiero dejar de comentar lo deliciosa que resulta esta combinación. 



Acompañando una ensalada caprese ¡me encantan! Una propuesta mix ítalo-british para Veranito y que te puede solucionar más de un picoteo estupendo en poquísimo tiempo ¡no me digas que no !




Si eres amante o más aún adict@ al queso ,no puedes dejar de hacer los scones de queso.¡Puff que cosa más buena!
Es bien sencillo solo tienes que añadir el queso que más te guste a la receta anterior . Unos 200gr de queso rallado serán suficientes para las cantidades propuestas en la receta.Un emmental ,un gruyere ,un manchego semicurado, un parmesano  o un cheddar le van muy bien. 
Eso si, el queso que sea rallado y no en polvo. Lo incorporas a  la mezcla seca,antes de agregar la nata con el huevo.

Ni que decirte que con un queso ahumado están espectaculares ¡Tu eliges! También reduces la cantidad de azúcar .Unos 30gr son suficientes.El resto del procedimiento , igualico,oiga.

También puedes incorporar aromáticas de tu gusto a la masa (tomillo,albahaca u orégano ) Unas hojitas bien picadas de la hierba elegida le van  de miedo a los scones de queso. Por supuesto que si prefieres dejar salir tu lado más carnívoro, solo tienes que darle el cambiazo a las hierbas y sustituirlas por un poquito de jamón, bacon, cecina  o chorizo muy picadito.¡Le dan un toque muy sabroso a los scones !




Los scones de queso están muy ricos con un dip de ídem o simplemente acompañados de jamoncito ,lomo o chorizo del rico.Con mermelada de pimientos o tomate ¡un escándalo!



Para terminar este post ( hay que poner un punto final porque el mundo sconil es prácticamente infinito) y al mismo tiempo hilar con el próximo post, aprovecho para hablarte de una receta que preparaba mi padre y que me parece una autentica delicia a la hora de sconear en modo salado .En realidad me parece ¡el sumum del sconismo!







Si,si ,esta será la próxima receta que publicaré en el blog en breve ,porque un estofado de carne con cubierta de scones bien vale un post para el solito o eso creo yo.Prometo tardar poco en hacerlo.Verdad verdadera es.


En fin, si te decides a sconear mucho o algo (todo es empezar...) espero que disfrutes lo mismo que yo y ya, si me cuentas como fue la cosa ¡me quedaré feliz  como una perdiz!


     ¡ Hasta pronto amig@ y Feliz Verano!