jueves, 12 de noviembre de 2015

Otoño gallego con sabor a Malaga (calabaza en adobillo)


Hoy te traigo una receta deliciosa muy propia del Otoño , momentazo del año donde proliferan esas hermosas calabazas naranjas tan apetecibles (algunas parecen talmente salidas de un cuento) ideales para convertirlas en platos sabrosos y llenos de colorido tanto en modo dulce como en salado.

Siempre te hablo de la importancia del color en la cocina sobre todo en períodos del año donde hay que tratar de compensar  la falta de luz natural (ausente durante gran parte del día)  por aquello de su influencia en la segregación de serotonina con sus ya sabidas repercusiones en el el estado de ánimo y tal .
También es verdad que cualquier momento del año (incluso en época donde no es habitual encontrarla) si tienes calabaza en el congelador ,te lo puedes montar igual de bien y quedarte tan fresc@.

Hablando de luz y de color, inmediatamente se me va el pensamiento al Sur ,a Andalucía y en concreto , a Málaga.
Conozco muy bien Málaga y ,como te puedes imaginar,esto incluye su deliciosa gastronomía.
Siempre me ha gustado la cocina malagueña de las casas .Cocina que va mucho más allá de las frituras,pescaitos,aliños,gazpachos, ajos blancos,
rabos de toro ....y todas esas maravillas que están ligadas a la gastronomía andaluza y que  tan bien saben cuando las degustamos en el Sur y ,si nos ponemos,en el resto de los puntos cardinales .

Me encantan  esas recetas andaluzas de casa de toda la vida ,elaboradas con productos corrientes, asequible, utilizando pocos ingredientes y de fácil preparación.

Esas recetas donde los aceites  ,  los ¨majaíllos¨  y los chorrillos de vinagre , con ese toque que tan bien manejan en Andalucía , logran  sabores espectaculares  .
Es el caso de la receta que te traigo hoy y que es una exquisitez de la cocina malagueña tradicional :la calabaza en adobillo  ¡Una delicia,te lo digo! 









                    Ingredientes y preparación



*1 kilo de calabaza naranja pelada ,libre de pepitas y troceada en cubos pequeños  

*AOVE


*4 dientes de ajo grandes


* Sal, pimienta negra molida , una cucharadita de café de comino molido(opcional), pimentón dulce de la Vera y orégano seco.


* Vinagre de vino o de jerez


Te armas de tartera amplia ,la pones al fuego y la sorprendes con un buen chorro de AOVE donde incorporarás  la calabaza en cubitos .Salas y la dejas pochar suavemente cuidando de removerla con cuchara amorosa de madera y evitando que se pegue al fondo de la tartera .Si ves que te entra inseguridad en cuanto al tema pegado ,incorpora un poquito de agua (he dicho un poquito) y deja que se vaya ablandando slowmente .Incorpora la pimienta negra a gusto. 
Mientras la calabaza se va cocinando ,prepara el ¨majaillo¨ en tu mortero de cabecera. Añade los ajos,el orégano seco,el pimentón ,el comino ,un poquito de sal y una chorrito de aceite.Haz una pasta e incorpora a la calabaza . Deja que se haga el conjunto durante unos diez minutos en los que claro está ,tu seguirás removiendo vigilante. Transcurrido ese tiempo y como toque final ,añade el chorrete de vinagre  y vuelve a remover con salero. Cinco minutos más y ¡listo! .
A mi me gusta encontrar algún que otro trocito de calabaza blando pero entero.Puedes ver en las imágenes  el aspecto y la textura que debe presentar , una especie de compota  jugosa  que no puré...Tu ya me entiendes.
Tengo que avisarte de que  el chorrete de vinagre final es un poco a ojo de buen cuber@. El consejo : se discret@ inicialmente y vete probando para rectificar en caso necesario.Yo es lo que hice y después de tres o cuatro ensayos, me quede satisfecha con el resultado. Mis papilas me lo trasmitieron así.
Esta delicia de preparación cucurbitácea se suele tomar acompañada de un huevo frito y un buen pan . Te digo que la mezcla es todo un espectáculo y que no deberías perderte. Avisad@s quedas, my friend.

También es cierto (sin complicarse nada) que acompañando a una buena patata gallega cocida o al vapor y con unos toques de aceite de AOVE y pimentón picante está de escándalo.



Habrás observado que mi calabaza en adobillo está maravillosamente  acompañada por una biznaga preciosa . Es un regalo de una querida amiga malagueña y luce llena de salero en un lugar especial de mi casa.
La biznaga ,la flor de Málaga por excelencia,es una bola floral montada delicadamente y compuesta por ramilletes de jazmines. En los atardeceres malagueños desprende un aroma maravilloso e imposible de olvidar .
   
Carmen,Sister Lunera ,tu biznaga acompañando este delicioso adobillo al estilo malagueño ,me transporta a tu tierra,su color ,su luz y su sabor  y me hace sentir casi,casi allí  ,te lo digo. ¡Espérame que pronto estaré por ahí!




No dejes de probar esta receta my friend.Estoy segura de que vas a disfrutar a tope con ella. En y con todos los sentidos.

                          ¡Hasta pronto !