martes, 26 de marzo de 2013

Paisajismo culinario y el Arte de la Pasmación.


Hace unos días paseando por el Jardín de los Cinco Sentidos(así le llamo yo al espacio natural donde me podéis encontrar dedicada a mis tareas y a mi recreo) asistí un año más al todavía tímido pero imparable sunami primaveral. Impresiona ,conmueve y sorprende contemplar en esta época del año  a la naturaleza en estado puro con su capacidad de transformar la desnudez invernal en brotes...polinizaciones...flores ... frutos ,alevines...
En los estanques las ranas ya empiezan con sus cánticos.Bajito ,pero ya empiezan...Los ciruelos explosivos en su floración me dejan con la boca abierta cada año.
Se dice que la Primavera la sangre altera...pues si, afortunadamente nos altera y nos hace despertar de esa especie de letargo invernal que tan bien viene sacudirse de encima .

Sentada disfrutando del espectáculo que  generosa y gratuitamente (como es su costumbre) nos regala la naturaleza y conquistada por el deslumbrante poder del brote blanco ,de repente se me vino a la cabeza... ¡la tarta belga de arroz! .
Me pasa a menudo esto de asociar  la comida con un determinado paisaje cuando me dedico al Arte de la Pasmación mientras paseo ... Las conexiones neuronales ,la pasmación  y el slow es lo que tienen...
Una vez entras en el mundo de los Jardines Sensoriales y del Paisajismo Emocional  utilizando los cinco sentidos y la calma  se puede llegar a la  fascinante zona del Paisajismo Culinario ...¡Tienes que probarlo!




                              
       ¡Tal cual como te lo digo:
   ciruelos en flor = tarta belga de arroz!                             


La cuestión fue que ,aprovechando una comida  de trabajo que tenía que organizar  y preparar al cabo de unos días ,me decidí sin dudarlo a incluirla en la sección de postres primaverales. La tarta de arroz es un postre muy popular en Bélgica .La repostería belga es impresionante a mi manera de ver. ¡Los chocolates belgas ya sabemos como son! ...pero en este país hay otros muchos postres y bocados dulces que son una completa perdición.La tarta de arroz es una tarta exquisita ,delicada y suave.La receta me la dio una amiga belga hace años estando yo de visita  en la hermosa ciudad de Brujas.Era la que hacían en su casa al estilo de su madre y ¡me encantó!
Se parece a la tarta de arroz con leche que muchos conoceréis e incluso habréis preparado y que también es deliciosa pero esta resulta algo más ligera y menos dulce y la textura que le da la masa quebrada la hace diferente.Cuando la preparo lo hago en dos etapas.El día anterior a degustarla me pongo con el arroz con leche, de esa manera una vez preparado y metido en la nevera el arroz adquiere la textura que me gusta para ,posteriormente, preparar la tarta.El arroz lo preparo a fuego muy lento(una hora mas o menos) y el azúcar que lleva se lo incorporo cuando han transcurrido 30minutos de cocción.
Al día siguiente(con trabajo adelantado) la cosa es coser y cantar: la saco de la nevera y la dejo un par de horas a temperatura ambiente .Transcurrido ese tiempo es  cuando añado las yemas mezcladas con la nata liquida y la mantequilla.
Horneo la masa quebrada comprada( en la receta de mi amiga la masa quebrada la preparaban en casa. Si os animáis podéis hacerla, desde luego ) y cuando se dora un poquito ya tengo la base para la tarta.Vuelco la mezcla , la pincelo y ¡ al horno con ella !. Recién hecha y templada es una delicia.Pónle azúcar glas sin escatimar (en plan generoso) y si te gusta la canela puedes incorporarla (molida) al azúcar glas. ¡A tu gusto!. De un día para otro también está muy rica...Si es que llega al día siguiente...





                                     






                                                      Y aquí te dejo la receta :



  Como despedida para este post, nada como darnos un paseo por la
mágica ciudad de Brujas.¡Que ganas de volver!






Fuente: Todos los vínculos de la web www.sofros así como las páginas del Centro Sofros son propiedad de la autora de este blog.