jueves, 11 de abril de 2013

Sobredosis de belleza ,berenjenas y Stendhal




La verdad es que parece complicado asi ,a bote pronto, unir  a Stendhal, Florencia, un trastorno psicosomático ,las berenjenas y a los fantásticos hermanos Troisgros .
No creas ,tiene su explicación.


Te cuento, puede que ya  sepas que mi alter ego se dedica a la psicología ,las terapias y esas cosas de los trastornos y  sindromes varios...Bueno, pues como a menudo charlamos y compartimos intereses ,el otro día recordabamos a Stendhal y concretamente su esplendida obra Rojo y Negro.

La de la bata blanca  estaba leyendo dicha novela por tercera o cuarta vez y la del mandilin(osea yo) andaba metida de cabeza en los libros de recetas de los admirados y maravillosos cocineros de Roanne:los hermanos Troisgros y claro, poco a poco nos fuimos metiendo en el tema.


Me pareció buena idea demostrarle (una vez más )como literatura y cocina maridan tan extraordinariamente extraordinariamente bien y  ,de paso, decirle que si ella lee ,¡yo cocino!


Como se que le gustan estas cosas de los sindromes( es una estrategia que me funciona muy bien con ella) le recordé que una  colega suya (allá por los años 80 del pasado siglo)la psiquiatra florentina Graziella Magherini , había acuñado el término Síndrome de Stendhal para hacer referencia a un estado de aturdimiento,de confusión... un subidón de ansiedad y alteraciones psicosomáticas que invadía a los turistas después de visitar una ciudad donde el arte conmueve e impresiona como es Florencia ,capital de la Toscana y cuna del Renacimiento .
Este trastorno psicosomático (también denominado Síndrome de Florencia o "estrés del viajero") debe su nombre al famoso autor francés del siglo XIX Stendhal  quien describió detalladamente lo que experimentó en 1817 en su visita a la Basílica della Santa Croce en Florencia :


¨Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme¨






La verdad es que las dos conocemos muy bien Florencia(en realidad es la ciudad donde nos gustaría perdernos para siempre .Nuestra favorita junto con París) y las dos caímos presas del sindrome dichoso ...Como muestra un par de imagenes en donde a pesar de que la calidad no es demasiado buena creo que se aprecia claramente que estabamos afectadas por el Síndrome Stendhal completamente...






En pleno síndrome la primera vez que visite el Palazzo Pitti .Tuve palpitaciones y nudos varios...en la garganta...en el  estómago...en el corazón...


En una especié de estado semicatatónico después de haber fotografiado al  David  completamente
poseída ...

¡Que curioso! acabo de darme cuenta al subir estas imágenes (te lo digo completamente en serio) que en estas fotos que ya tienen unos añitos ¡ iba vestida de Rojo y Negro! 

La de la bata blanca me dice que la mayoría de los psicólogos coinciden en que este síndrome se produce como consecuencia de la saturación de la capacidad humana para recibir, en tan poco tiempo potentes impresiones,fogonazos de gran belleza artística ;  pero más  allá de la patología, lo cierto es que ante ciudades como Florencia  donde la belleza y el arte te sorprenden constantemente es ¨normal  caer  ¨enferm@ ¨ a causa de una sobredosis de belleza  y  también parece lógico que debido a esta exposición se activen nuestras emociones y los centros de placer de nuestro cerebros experimenten una fuerte descarga .


Evidentemente este tipo de intensísimo encuentro con la belleza no es exclusivo de ¨los museos¨.
Se cuenta  que cuando las flotas griegas embocaban el Golfo de Nápoles los navegantes quedaban aturdidos  ante la sobrecogedora belleza del paisaje padeciendo el síndrome de Stendhal pero esta vez ante la belleza y el arte de la naturaleza en su estado más puro.


Existe una receta tradicional de la isla de Ischia(impresionante Isla volcánica  en la entrada del Golfo de Nápoles, en Italia) , las melanzane all´ ischitana (berenjenas) que es sencilla ,sabrosisima y especialmente estimulante para nuestro sentido de la vista .Esta receta se ha versionado bastante incorporando  alguno más a los ingredientes imprescindibles y que son berenjenas,ajos,tomate y albahaca.



 Isla de Ischia en la actualidad
 

 



Así ... a  lo tonto, fijate tu , llegamos a una versión que te recomiendo probar :las Berenjenas Stendhal receta de los maestros cocineros de Roanne los hermanos Troisgros( compatriotas de Stendhal)  para un ROJO & NEGRO culinario de lujo. Lo mismo que de lujo es la novela  de dicho autor :  





                          











                                       
                                             

              Aquí te dejo esta deliciosa receta : 








Como verás es una receta sencilla,lo único que te puede parecer algo latoso es el relleno y el punto bramante para que queden bien sujetas Pero si te pones a ello ¡la segunda vez dominarás el asunto!  Si  eres amante de la berenjena : repetirás seguro.

Personalmente como fan incondicional  de la berenjena creo que esta es una de las formas de que puedas degustar la  ¨ carne ¨ de  tan extraordinaria y lustrosa hortaliza  en todo su esplendor.Esta receta tiene una variante ideal para degustar como plato frío.
Basta con que sustituyas la mantequilla por aceite y le incorpores un ramillete de aromáticas (laurel,tomillo,perejil) y el zumo de medio limón a la preparación.Deja reducir un poco mas la salsa . 

La albahaca resérvala para espolvorear poco antes de la degustación como toque final y  bien fresquita  .




Yo después de todo esto (berejenas incluidas) creo que sigo con el síndrome...¿Tendré que hacérmelo mirar?