sábado, 9 de agosto de 2014

¡A la rica Mejillonada ! (Mejillones gallegos a la manera de la Bretaña francesa )

Me declaro fan total del bivalvo negro maravillas desde que lo probé por primera vez hace ya ni se sabe ... Este molusco amigo cuando es bueno ¡es impresionante! y admite un sin fin de preparaciones.
 

Al vapor, con vinagreta,con arroz,con pasta,gratinados con bechamel,en paté,en empanada,en escabeche, en croquetas,en sopa,en salsa picante,en salsa verde,rebozados....  Encima y para mayor jolgorio , en mi tierra es fácil encontrar esplendorosos ejemplares mejilloniles ,así que ¡que más se puede pedir !

La receta que hoy te traigo es típica de la Bretaña francesa y allí mismamente la probé yo por primera vez .Desde ese momento formó parte de mi recetario mejillonil obteniendo uno de los primeros puestos en el ranking de los platos que gustan a tod@s y ¡mucho!


Tiene  un no se que -que se yo que la hace irresistible,te lo digo. Además con lo que siempre me gusto y me gusta  la fusión culinaria galaico-gala ¡soy muy feliz cuando los cato preparados de esta manera! Mejillón gallego para una receta francesa .¡Ahins!






                          INGREDIENTES Y PREPARACIÓN



 Un par de kilos de mejillones de roca frescos (si son gallegos muchísimo mejor para que vamos a engañarnos...)
AOVE (un par de cucharadas soperas)
30gr de mantequilla 
200 ml  nata  para montar
2 yemas de huevo
Tres o cuatro chalotas
1 diente de ajo  
1 hoja de laurel bien picada 
Unas hojas de tomillo fresco 
1 cucharada  de postre de Curry
Vino blanco (una copita)
Sal,pimienta negra y abundante perejil  fresco  

Lo primero que debes hacer es lavar ,rascar y eliminar las barbas de los mejillones . Los dispones en una tartera con el laurel y el tomillo hasta que se abran . Cuelas el caldo que suelten y lo reduces al fuego mas o menos a la mitad. Reservas .
Es el momento de dejar al bivalvo en plan univalvo (con solo una de sus dos conchas facilitas la cuestión degustación y ahorras espacio) y colocarlos en una tartera de barro o similar que puedas llevar luego a la mesa .Reservas. 
Pochas las chalotas  finamente picadas picadas y el ajo laminado  en el aceite y la mantequilla a fuego lentísimo . Cuando este bien pochado y blandito el conjunto ,le incorporas la copa de vino blanco.Dejas que se evapore un poco  y tres o cuatro minutos mas tarde  añades  dos tercios de la nata , el caldo reducido de los mejillones ,un poco de sal (cuidado) y las especias.  . Dejas reducir y espesar  la salsa y cuando adquiera el punto de crema  ligera le incorporas el resto de la nata que tendrás batida  junto a las dos con dos yemas de huevo  y  la viertes con alegría sobre los  mejillones  . Dale unas cuantas sacudidas al asunto de forma decidida y salerosa para ligar la salsa (2 minutos) Espolvorea con  perejil picado y ¡  listos para disfrutar una barbaridad !







La mejor de las guarniciones una buena fuente de patatas fritas caseras (al mas puro estilo de la Bretaña)y como acompañamiento un  pan rico, rico para mojar en esa salsa deliciosa y adictiva .Dos toques imprescindibles.... esas patatitas y  ese mojar  pan en esa salsa es un toda una experiencia culinaria de las buenas¡ya verás! Con un vino blanco que te guste , serás completamente feliz.





Lengua mejillorina se me está poniendo este verano (como todos) y lo mejor de todo es que no me importa lo más mínimo... ¿Que no me lo crees? Pues a las pruebas me remito....





Por cierto si después de hacer y catar esta receta notas alguna palpitación o cosquilleo en tu lengua ¡Ya sabes! No tienes que preocuparte para nada ,la mejillonada bretona es lo que tiene ...

 *Si no te gusta el curry ,excuso decirte que puedes eliminarlo de la receta , resulta deliciosa igualmente .



                                     ¡HASTA PRONTO!