martes, 2 de diciembre de 2014

Tarta de queso y hierbabuena al estilo de Ibiza escapando del anís . Anís, tienes que perdonarme...





Pues aquí estoy de nuevo y en esta ocasión hilando un post con otro.La verdad es que me parecía oportunísimo después de mi anterior post dedicado a la sopa de ajo maravillas  que el siguiente post  en mi blog tuviera como protagonista a un  postre que ,a mi modesto parecer, resulta perfecto como colofón a la degustación de esta sopa delicia y sus consecuencias odoríficas ,sobre todo si la tomas en compañía y más si la compañía esta muy, muy  cerca.Tu ya me entiendes...

Esta tarta típica de Ibiza (el flaó ibicenco) siempre me encanto.La primera vez que la caté fué hace 38 añitos nada más y nada menos  durante la primera de mis estancias en esa isla maravillosa  y  me parecio toda una delicia deliciosa. 
Es una tarta fresca,jugosa y refrescante que,bromas aparte,resulta un postre exquisito para cualquier ocasión y además es facilísima de hacer.

Yo preparo una versión made in Miss Slower sin anís (solo unos granos para decorar por no desvirtuar demasiado la receta original y darle su sabor característico )y es que me pasa como con los roscones y en general con todo lo que lleve anís. Creo que es de las poquísimas cosas que solo tolero si es suavísimo el toque. ¡que le vamos a hacer!
Tengo que decirte que la que me conquisto en su día for ever tenía tan solo un ligerisímo toque anisado .Si no hubiera sido así, en estos momentos tu no estarías leyendo esta receta en mi blog.Como me llamo Miss Slower ,te lo digo.

Tradicionalmente (además del anís en la masa)se utiliza manteca de cerdo  y una mezcla de queso de cabra y de vaca para el relleno pero también se puede preparar la masa con mantequilla y el relleno con queso fresco tipo Burgos o requesón. Yo me quedo con esta segunda opción que me parece más suave y ligera y me gusta mucho más. En el caso de que desees probar la primera de las versiones las cantidades (sustituyendo mantequilla por manteca de cerdo y queso fresco o requesón por mezcla de cabra y vaca) serían las mismas que en la receta  que aquí te propongo.

Con los ingredientes que incluyo en la receta te saldrá una tarta grande y probablemente te sobre masa que puedes congelar o utilizarla para hacer otra tarta más pequeña



                                                               Ingredientes

   Para la masa :

  • 400 gr de harina de trigo tamizada
  • 100 gr de mantequilla
  • 100gr de azúcar 
  • Pellizco de sal
  • Un chorrito de aguardiente (a mi no me gusta  el anis aun cuando la receta original lo lleva). En cualquier caso puedes poner (si eres partidari@ de lo anisado )un chorrito de anís en lugar del aguardiente.
  • 2-3 cucharadas de agua
  • 2 yemas de huevo L
  • Ralladura de medio limón
  Para el relleno: 
  •   4 huevos
  •  250 gr de azúcar
  • Unas hojitas de hierbabuena (4 o 5)
  •  400 gr de requesón o si lo prefieres 400 gr fresco tipo Burgos. Yo lo preparo a veces con queso fresco y a veces con requesón y me gustan las dos variantes aun cuando me inclino más hacia la suave y cremosa de  queso fresco.
  • Cuando la hago con queso fresco ,trituro la mezcla y cuando me decido por el requesón no utilizo batidora ya me gusta la textura del requesón con su característica  granulación.
  • Azúcar glass , unos granitos de anís (pocos,poquisimos) y un par de hojitas de hierbabuena  para decorar.


                                                            Preparación

Lo primero es hacer la masa para lo que echaremos en un cuenco  la mantequilla , el azúcar y la sal y  trabajamos un poco la mezcla con manos impolutas .A continuación incorporamos la harina tamizada ,  la ralladura de limón,las yemas , el chorrito de aguardiente y el agua .No hace falta trabajar demasiado la masa.Cuando obtengas una bola manejable que no se pegue a las manos y quede lisa y blandita  la estiras muy bien con el rodillo para que quede bien fina y forras con ella un molde redondo (desmontable enmantequillado  o de silicona). Reservas.
 Mientras reposa la masa ya enmoldada preparas el relleno.Bates bien los huevos con el ázucar y le incorporas el requeson desmenuzado con un tenedor .  Das unas vueltas al conjunto y finalmente le incorporas las hojitas de hierbabuena bien picadas. En el caso de decidirte por el queso fresco tipo Burgos utilizarás   el minipimer para lograr una textura bien cremosa en la mezcla y finalizada esta operación añades las hojas de hierbabuena bien picadas mezclándolas bien con la crema  .
Yo no soy partidaria de añadir tanta hierbabuena como sugiere la receta tradicional ya que me resulta demasiado clorofilado el conjunto.Es mejor quedarse cort@ que pasarse ya que la hierbabuena es muy,muy invasiva.No obstante si te gusta mucho ¡adelante con ella! Ya le encontrarás el punto perfecto para ti.
En cualquiera de los casos(con queso fresco o con requesón) añades el relleno a la masa preparada  y ¡al horno con ella!. Horno precalentado a 200 º y bajando temperatura a 160º-170º al introducir la tarta .Horneado durante unos 40 minutos.

Transcurrido ese tiempo ,retiras del horno ,dejas enfriar y espolvoreas generosamente  con azúcar glass y unos granitos de anís ...bueno,venga ,acepto el anís en grano ,con muchísima sutileza eso si, e incluso me hace gracia el asunto .Las cosas como son .

Vuelvo a insistir con el tema del control de la hierbabuena para evitarte un disgusto si te da por emocionarte con ella .Te diré que la primera vez que la prepare ,como me emocione mucho y no me asesoré convenientemente ,a la hora de degustarla era mismamente como estar lavandome los dientes con kilos de Licor del Polo ¡Horror! .

Te recomiendo que empieces por  cinco -seis hojas y si  percibes al degustarla por primera vez  que te falta,anotas la jugada para la próxima y aumentas la dosis herbal o metes la tarta un buen rato (después de preparada) en la sauna -campanera y así quedara más aromatizada.
También debes de tener en cuenta de que esta tarta gana con el paso de las horas y durante este proceso slow los sabores se asientan y por tanto el toque de hierbabuena se hará más intenso.




  Gana muchísimo si la tomas al día siguiente Puedes degustarla después de unas horas de nevera dejándola unos minutos a temperatura ambiente  o recién sacada del frigorífico .Como prefieras.


 Aquí puedes ver la versión con requesón. Sabrosísima  y algo más contundente .Incluso la masa no la estiro tanto y queda más gordita

 



    Y esta es la versión con queso fresco tipo Burgos.Más suave,cremosa y ligera ¡ Delicia !





La combinación de sabores en su justa medida es deliciosa y suele gustar a todo el mundo . Y desde luego, si te gusta el anís ,no me hagas ningún caso y añádeselo a la masa y también espolvorea  la tarta con anís en grano .Ya se sabe que en cuestión de gustos no hay nada escrito .
Una servidora se limita a proponerte una versión ligerísimamente anisada y suavemente herbal de un postre que según mi paladar, gana muchísimo teniendo prudencia con los dos ingredientes que la caracterizan y la hacen especial y diferente.

Puede ser uno de tus tartas estas Navidades ya que resulta muy fresca y ligera como punto final a las comidas y cenas de estas fiestas donde se come tantísimo y a veces incluso cuesta llegar al postre .

¡Ahins que buenos recuerdos me trae esta tarta ! Me traslada a la Isla Blanca al primer bocado mientras saboreo y cierro los ojos... 





Si la preparas ,deseo que la disfrutes tanto como yo  ¡Hasta pronto!